Tzedaká, su significado

Tzedaká es una palabra hebrea que significa solidaridad. Tiene su raíz en la palabra tzedek, justicia.

Así, Tzedaká significa Justicia y Solidaridad. Es la restitución del derecho de un semejante a vivir con dignidad.

La ayuda a quienes necesitan no es entonces un acto de bondad, sino una obligación ética.

En el judaísmo la pobreza no es una maldición inexorable. Su ampliación o reducción dependerá de la voluntad de los seres humanos y del modo en que organicen sus sociedades. La insensibilidad frente a ella es una falta de gran gravedad. No se trata de un tema meramente material, tiene profundas implicancias espirituales ya que al hacer tzedaká se adquiere mérito, felicidad y paz espiritual. Quien ayuda al otro, se está ayudando a sí mismo.

“Le abrirás tu mano (…) como para cubrir su necesidad en aquello que le haga falta” (Deut.15.8).

Algunas frases con que la Biblia nos enseña solidaridad:

No endurecerás tu corazón al menesteroso” (Deut.15.7)

Bien que no debe haber en medio de ti, menesteroso alguno” Ese es el mandato divino. La pobreza debe ser erradicada. ( Deut. 15.4)

Porque no dejará de haber menesteroso en la tierra, por lo mismo yo te mando diciendo: Ampliamente has de abrir tu mano a tu hermano, es decir a tu pobre y tu menesteroso en tu tierra” (Deut. 15.11)

Cada persona está obligada a dar Tzedaká, de acuerdo con sus medios, aún el hombre pobre mantenido por Tzedaká, siempre que tenga entrada suficiente para vivir de ella.

Los pobres, los menesterosos, buscan el agua y no la hallan; su lengua está seca por la sed, pero Yo, Dios, los oiré. Yo, el Dios de Israel, no los abandonaré (Isaías 41.17).

Todos los hombres son responsables de las necesidades de cada miembro individual de la comunidad.

El libro de los Preceptos:

Tan valioso es dar a los pobres, que nuestros sabios no han tenido reparos en decir que más que lo que el dueño hace por el pobre, hace el pobre por el dueño”.

Contacto