En los próximos días comienza esta actividad que la Fundación realiza con el objetivo de incentivar en los más chicos el hábito de la solidaridad.

Entre el 24 de agosto y el 6 de septiembre, escuelas de la Ciudad y del interior del país, clubes, templos, y organizaciones que trabajan con gente con capacidades diferentes estarán cocinando budines de miel o leicaj que luego son vendidos entre las familias de las organizaciones participantes.

Además, el 8 de octubre realizaremos una jornada en escuelas secundarias con la propuesta de que los adolescentes donen ese día el equivalente a un almuerzo.

En todos los casos el dinero recaudado se destina a los programas de educación de la Fundación, para que 374 alumnos puedan seguir en las aulas formándose para el futuro más allá de las dificultades económicas de sus familias.

Contacto

    Secured By miniOrange