Una de las mayores desigualdades que la pandemia expuso en nuestra sociedad es la digital: chicos que sin computadoras quedaron rezagados en los estudios y aislados de sus pares. Por eso con mucha felicidad pudimos distribuir notebooks a estudiantes de nuestros programas educativos seleccionados por su compromiso, esfuerzo y responsabilidad y porque durante todo el difícil 2020 no bajaron los brazos y siguieron estudiando aún sin los medios necesarios. Esta entrega fue posible gracias a un subsidio otorgado por la CJP de Boston a nuestra Fundación en el marco de acciones vinculadas al COVID-19.

¡Les deseamos muchos éxitos con sus estudios y que puedan aprovechar al máximo sus nuevas computadoras! Mirá el video de este emotivo momento:

Además continuamos con la entrega de celulares y tablets para los beneficiarios del Programa de Ayuda a Sobrevivientes del Holocausto que no tenían smartphones, para que estén conectados y puedan mantener el contacto social en estos tiempos en que hay que seguir cuidándose. ¡Seguimos acompañándolos!

Contacto

    Secured By miniOrange