Este es un caso real, pero que la Fundación brinda con un nombre e imagen distintos con el fin de preservar la identidad de sus beneficiarios.

RAJEL, 90 AÑOS

Nació en Polonia en 1939. Vivía con sus padres y sus tres hermanos.

Rajel recuerda que vivían en un barrio judío que fue completamente incendiado apenas los nazis entraron a la ciudad. Inmediatamente fueron identificados con la Estrella de David amarilla y cuando se estableció el gueto, toda la familia fue confinada a una sola habitación. Su mamá fue puesta a trabajar por el Judenrat y Rajel se quedó todo el tiempo a su lado, arrodillada a sus pies, aterrada. No podía conciliar el sueño: imaginaba que la asesinaban a ella y su familia, temía cada vez que un nazi se acercaba, pensando que se la llevarían para nunca más volver.

Su familia entera fue de las primeras en ser deportadas al campo de concentración de Auschwitz en 1943. Al llegar fue la última vez que Rajel vio a su mamá y a dos de sus hermanos. Después de algunas semanas, fue deportada nuevamente. Era apenas una niña y se encontraba absolutamente sola. La enviaron a cavar trincheras a Stutthof, en donde permaneció hasta ser liberada por el ejército ruso.

En 1947 llegó a la Argentina ayudada por una organización internacional, en 1948 conoció a su marido, se casaron y establecieron en la provincia de Buenos Aires. Tuvieron un hijo con trastornos psiquiátricos, con quien vive y de quien se ocupa actualmente.

Rajel nunca pudo olvidar. Carece de confianza, es temerosa. Los ruidos la asustan y la hacen revivir aquellas épocas de guerra. Si bien consiguió rearmarse y seguir con su vida aquí en Buenos Aires, las secuelas no la abandonan ni la abandonarán. Tiene pesadillas recurrentes, enfermedades relacionadas con problemas respiratorios, es desconfiada y se vincula con poca gente; solamente se aboca al cuidado de su familia.

Es miembro del Programa de Ayuda a Sobrevivientes de la Shoá desde el año 2001, y en él encontró refugio. No solo recibe ayuda social sino también escucha y, por sobre todas las cosas, pertenencia.

SU SALUD FÍSICA Y MENTAL ESTÁ DETERIORADA Y NECESITA TRATAMIENTO MÉDICO URGENTE.
HOY TENÉS LA POSIBILIDAD DE AYUDAR A RAJEL Y CAMBIAR LO QUE LE QUEDA POR VIVIR.

logo_tzedaka_blanco-200x100

Prefiero que me llamen

Contacto

    Secured By miniOrange