Apadrinar un chico es abrirle la puerta a un futuro distinto.
Porque a través de la educación no solo recibe conocimientos sino que se expande su mundo, se integra socialmente con otros y tiene la posibilidad de soñar… y de concretar sus sueños.

Con tu contribución, un chico, un adolescente o un joven se integran a los programas educativos de la Fundación donde reciben becas, contención y orientación que cambian su vida para siempre.


Ya hay 19 niños y jóvenes que forman parte de los programas educativos de la Fundación.

11 Apadrinados
8 sin padrinos

Pero aún hay 8 personas que esperan tu ayuda. Ayudanos a abrirle las puertas!

Ayudanos a difundir el trabajo de la Fundación

Facebook Twitter Youtube Flirck